Bebé, frio y calor

En las etapas tempranas de la vida de un bebé es difícil saber si tiene demasiado frio o demasiado calor porque ellos no hablan.

Un bebé mostrara que esta incomodo llorando, pero para las madres primerizas esto puede ser algo que las disturbe por su falta de  experiencia al encontrar cual es el problema con el bebé.

Relájate, después de revisar si el bebé tiene hambre, o necesita que lo cambies, o simplemente necesita ser reconfortado, revisa si él o ella tiene demasiado calor o demasiado frio.

Los bebés no pueden mantener su temperatura cuando son recién nacidos y puede ser un poco difícil para ellos mantenerse calientes o frescos.

Como madre primeriza puedes encontrar que te llegan consejos de todas partes. Al ir enfrentando desafíos y probar con cada consejo que te dan, descubrirás que es lo que funciona y que no funciona para ti.

Tu bebé te dictara que es lo que quiere y esto es muy sencillo de seguir. Si ellos no lloran, seguramente es porque están cómodos y no necesitas preocuparte por su temperatura.

El problema surge cuando el bebé llora y parece que tú no puedes calmarlo. Cuando tienen frio, ponerles ropa demasiado pesada o en gran cantidad les puede causar sarpullido porque esta no permite que su piel respire y les puede tallar su sensible piel.

Demasiada ropa también puede causar sarpullido por calor debido a que el sudor tapa los poros, especialmente en los dobleces de la piel, y producirá pequeños granitos rojos.

Por otro lado, muy poca ropa puede hacer que el bebé se resfrié, incluso en el verano. Veras que tu bebé tiembla cuando tiene frio.

He visto a mi cuñada batallar para mantener a su bebé a la temperatura adecuada en los primeros días después de su nacimiento. La temperatura de la casa nunca parecía ser la correcta.

El bebé nació en el verano, y el aire acondicionado estaba prendido constantemente, lo cual era cómodo para los adultos, pero el bebé tenía demasiado frio.

Después, cuando ella salía a caminar, el aire húmedo y caliente causaba que el bebé se impacientara porque ahora hacia demasiado calor. Durante los primeros meses, ella estuvo a punto del pánico porque simplemente no podía acertar con él en cuanto a la temperatura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *